Viviendo Al Límite

Resumen del libro

libro Viviendo Al Límite

Después de perder aquel avión, Erin O’Connell, compradora de diamantes, creyó que había perdido para siempre sus posibilidades de ascenso… pero quizá no fuera así. Necesitaba tomar un vuelo a la idílica isla de Blue Hearth para hablar con el propietario de una mina, así que la incombustible Erin tendría que convencer a Striker Reeves de que pusiera en marcha su hidroavión y se preparase para la acción… para todo tipo de acción.


Ficha del Libro


Opciones de descarga disponibles

Si quieres puedes descargarte una copia de este libro en formato EPUB y PDF. A continuación te indicamos un listado de posibilidades de descarga directa disponibles:


Opinión de la crítica

POPULAR

5

118 valoraciones en total


Otros Libros Relacionados de Barbara Dunlop

A continuación te presentamos otros libros de Barbara Dunlop disponibles para descargar gratis

  • Barbara DunlopTraición Dorada

    Nada podía detenerlo. El príncipe heredero Raif Khouri ordenaba y las mujeres cumplían su voluntad… hasta que conoció a la testaruda estadounidense Ann Richardson. Para recuperar la valiosa estatua que Raif estaba convencido de que habían robado por orden de Ann, ¡decidió secuestrarla! Prisionera del sexy príncipe y envuelta en un escándalo relacionado con la casa de subastas en la que trabajaba, Ann ya no podía tener más problemas. ¿Cómo iba a convencer a Raif de que era inocente? ¿Y cómo iba a convencer a su traicionero cuerpo para que se resistiera a los deliciosos besos del príncipe?

  • Barbara DunlopLegalmente Casados

    El multimillonario Zach Harper no podia permitir que una extraA1na se llevara la mitad de su fortuna, aunque fuera su esposa. Jamas hubiera podido imaginar que una alocada boda en Las Vegas llegara a convertirse en una pesadilla. Sin embargo, el testamento de su abuela habia sellado con fuego un lazo dificil de deshacer: su futuro estaba ligado al de Kaitlin Saville para siempre. Zach creia que podia deshacerse de ella ofreciendole unos cuantos millones. Sin embargo, Kaitlin no queria dinero, queria una cosa que solo Zach podia darle... y Zach le juro que se lo daria.--Cover, p. [4].