La Reina De Las Montañas

Resumen del libro

libro La Reina De Las Montañas

Era la montaña más alta de la cordillera. ¡Y bien orgullosa que estaba de serlo! Como era una montaña generosa dejaba que muchos animales viviesen en sus faldas. Félix, el pastor, se refrescaba la cara en una fuente que allí había. Dicen que nadie ha visto nunca sonreír a una montaña, pero es seguro que esta lo hacía. Un día comenzaron a llegar enormes máquinas… La temática ecológica vuelve a conmover al pequeño lector, en estas dos nuevas propuestas de la serie DICHOSOS HUMANOS, en las que se nos presenta una naturaleza generosa, que, por un lado, de tanto dar finalmente, se queda sin recursos y, por otro se muestra amable frente al hombre.


Ficha del Libro


Opciones de descarga disponibles

Si deseas puedes conseguir una copia de este libro en formato EPUB y PDF. A continuación te detallamos una lista de posibilidades de descarga disponibles:


Opinión de la crítica

POPULAR

3.6

104 valoraciones en total


Otros Libros Relacionados de Alfredo Gomez Cerda

A continuación te presentamos otros libros de Alfredo Gomez Cerda disponibles para descargar gratis

  • Alfredo Gomez CerdaEl Huevo Del Ornitorrinco

    Pepe y Pepa eran dos ornitorrincos preparados para tener y cuidar a su futura descendencia: habían elegido un precioso lugar en el que habían excavado una larga galería, que desembocaba en una madriguera amplia y cómoda, ideal para que nacieran sus pequeños. El día que Pepa puso un huevo fueron tremendamente felices. El caso es que durante varios días, y cada vez que salía de su madriguera, se encontraba un huevo, ligeramente diferente al suyo, pesados y duros, pero huevo al fin y al cabo . Cuando ya tenía siete, decidió preguntar al resto de los animales si aquellos extraños

  • Alfredo Gomez CerdaPigacín

    Pigacín se parecía al resto de sus hermanos. Tenía la misma forma y los mismos colores, nadaba igual que ellos, comía las mismas cosas. Sin embargo, era mucho más pequeño que los demás. Un día escuchó la palabra amigo . Él no sabía lo que era, y decidió preguntar a todo aquel que se encontrase en su camino.